Previous | Next | Index of this work | List of works | TrueSeeker Home Page

Valle De La Unidad

1

y bebe de la copa del Absoluto y contempla las Manifestaciones de la unidad. En esta posición traspasa los velos de la pluralidad, huye de los mundos de la carne y asciende al cielo de la singularidad. Oye con el oído de Dios y con Su ojo contempla los misterios de la divina creación. Entra en el santuario del Amigo y como confidente, comparte el pabellón del Bienamado. De la manga del Absoluto extiende la mano de la verdad; revela los secretos delpoder. No ve en sí mismo ni nombre, ni reputación, ni rango, más allá de su propia alabanza a Dios. Ve, en su propio nombre, el de Dios; para él "todas las canciones vienen del Rey" [1] y toda melodía proced de Él. Se sienta sobre el trono de "Decid, todo proviene de Dios" [2] y descansa sobre la alfombra del "No hay poder ni fuerzas salvo en Dios". [3] Contempla todas las cosas con el ojo de la unidad, y ve los rayos refulgentes del sol divino brillando por igual sobre todas las cosas creadas desde la aurora de la esencia, y ve las luces de la singularidad reflejada sobre toda la creación.

2

Es evidente a su Eminencia, que todas las variaciones que el caminante contempla en las etapas de su viaje por el reino del ser proceden de su propia visión. Daremos un ejemplo de esto, para que su significado quede completamente claro. Considera al sol visible: aun cuando brilla con esplendor sobre todas las cosas y él mismo confiere luz a toda la creación, por mandato del Rey de la Manifestación, en cada sitio se manifiesta y derrama su abundancia de acuerdo con la potencialidad de ese lugar. Por ejemplo, en un espejo refleja su propio disco y forma. Esto responde a la sensibilidad del espejo: en un dcrital hace que aparezca fuego, mientras en otros ogbjetos muestra sólo el efecto de su brillo, pero no su disco entero. Y, sin embargo, como tú has observado, mediante ese efecto, por mandato de su Creador, adiestra a cada cosa de acuerdo a sus propias cualidades.

3

De la misma manera los colores se hacen visibles en cada objeto de acuerdo a su naturaleza. Por ejemplo, en una esfera amarilla los rayos relucen amarillos; en una blanca son blancos; y en una roja, los rayos se manifiestan rojos. Por lo tanto, estas variaciones dependen del objeto y no de la luz resplandeciente. Y si un lugar está cerrado, ya sea por paredes o un techo, quedará completamente privado del resplandor de la luz, y allí no brillará el sol.

4

Es así que ciertas almas incapaces han encerrado, dentro del muro del yo y la pasión, los campos del saber, oscureciéndolos por la ignorancia y la cegera, y han sido privados de la luz del sol místico y de los misterios del Eterno Bienamado; lejos se han desviado de la engalanada sabiduría de la lúcida Fe del Señor de los Mensajeros, han sido echados del santuario de la Beldad Suprema y desterrados del Ka`bih [4] del esplendor. ¡Ése es el valor de la gente de esta era!

5

Y si un ruiseñor [5] se remontara desde la arcilla del yo y habitara en el rosedal del corazón, y con melodías árabes y dulces canciones iraníes relatara los misterios de Dios -- de los cuales una sola palabra imprime vida nueva y lozana a los cuerpos de los muertos y confiere el Espíritu Santo a los huesos corruptos de la existencia -- verás mil garras de envidia y miríadas de picos de rencor dándole caza y, con toda su fuerza, empeñados en Su muerte.

6

En verdad al escarabajo una fragancia delicada le es repugnante, y para el hombre embotado un dulce perfume es igual que nada. Por lo cual, ha sido dicho para guía del ignorante:

7

Disipa el embotamiento de tu cabeza
para luego aspirar el aliento de Dios. [6]
8

En resumen, las diferencias entre objetos han quedado claras. Es así, que, cuando el caminante contempla sólo el lugar de la apariencia -- o sea, cuando solamente ve las esferas multicolores -- percibe amarillo, rojo y blanco. De allí qule haya prevalecido el conflicto entre las criaturas y que el polvo sombrío de las almas limitadas haya cubierto al mundo; y que otros sí se vuelvan hacia el esplendor de la luz y que algunos hayan bebido de la unicidad. Y éstos no ven nada sino el sol mismo.

9

Así, puesto que transitan estos tres planos diferentes, el entendimiento y las palabras de los caminantes han diferido; y por lo tanto aparece continuamente el signo de conflicto sobre la tierra. Pues hay algunos que habitan el plano de la unicidad y hablan de ese mundo, otros ocupan los dominios de la limitación y algunos los grados del yho, mientras otros, que permanecen desprovistos del esplendor de la Belleza Divina, hacen ciertos reclamos, y en cada era y en cada ciclo infligen sobre el pueblo del mar de la unicidad aquello que ellos mismos merecen. "Si Dios castigara a los hombres por sus iniquidades, ¡no dejaría cosa viviente sobre la tierra! Mas Él les da plazo hasta un tiempo señalado..." [7]

10

¡Oh hermano Mío! Un corazón puro es como un espejo, purifícalo con el bruñido del amor y el desprendimiento de todo salvo Dios para que en él pueda brillar el sol verdadero y despuntar el alba eterna. Entonces, verás claramente el significado de "Ni mi tierra ni mi cielo me contienen, pero sí el corazón de mi siervo fiel", [8] Y tomarás tu vida en tus manos y, con infinito anhelo, la depositarás ante el nuevo Bienamado.

11

Tan pronto como la luz de la Manifestación del Rey de la Unicidad desciende sobre el trono del corazón y el alma, Su brillo se hace visible en cada miembro y extremidad. En ese momento, desde la oscuridad, brilla el misterio de la afamada tradición: "Un siervo es atrído hacia Mi en oración hasta que Yo le responda y cuando le he respondido, Me convierto en el oído con el cual oye..." Pues, de este modo ha aparecido el Amo de la casa dentro de Su hogar y todos los pilares de la morada resplandecen con Su luz. Y la acción y el efecto de la luz vienen de Aquél Quien da luz; por ello, todos actuán por medio de Él y se levantan por Su voluntad. Y éste es aquel manantial del cual beben los íntimos, tal como está dicho: "Una fuente de la cual beberán los íntimos de Dios..." [9]

12

Empero, que nadie interprete estas declaraciones como antropomorfismos, ni vea en ellas el descenso de los mundos de Dios a los niveles de las criaturas; como tampoco deberían llevar a Vuestra Eminencia a tales suposiciones. Porque, en Su esencia, Dios está santificado por encima del ascenso o descenso, de entrada o salida; por toda la eternidad Él ha estado -- y lo seguirá estando -- libre de los atributos de las criaturas humanas. Ningún hombre le conoció jamás ni alma alguna ha encontrado la senda hacia Su Ser. Todo conocedor místico ha vagado, perdido, por el valle de Su conocimiento; todo santo ha perdido su camino buscando comprender Su Esencia. Santificado es Él por encima del conocimiento del erudito. El camino está vedado y buscarlo es la impiedad; Su prueba son sus signos y Su Ser es Su evidencia. [10]

13

Por lo cual, los amantes del rostro del Bienamado han dicho: "¡Oh Tú, Aquél Cuya esencia es el único camino hacia Su Esencia, y Quien está santificado por sobre toda semejanza con Sus criaturas!" [11] ¿Cómo puede la nada absoluta golopar en su corcel por el campo de la preexistencia, o una sombra efímera alcanzar el sol sempiterno?" El Amigo [12] ha dicho: "Si no fuera por Ti no Te hubiéramos conocido", y ha dicho el Bienamado, [13] "Ni alcanzado Tu presencia".

14

Por cierto, lo que ha sido mencionado acerca de los grados del conocimiento se refiere al conocimiento de las Manifestaciones de aquel Sol de la Realidad, el cual derrama Su luz sobre los Espejos. Y el resplandor de esa luz está en los corazones, mas permanece oculto bajo los velos del sentido y las condiciones de esta tierra, igual que una vela en un farol de hierro, y sólo cuando se lo libera de éste podrá brilla su luz.

15

De la misma manera, cuando quites de tu corazón las envolturas de la ilusión, se harán manifiestas las luces de la unicidad.

16

Está claro, pues, que ni aun para los rayos existe entrada y salida -- cuánto menos para aquella Esencia del Ser y aquel Misterio anhelado. ¡Oh Hermano Mío, recorre estos planos con espíritu de búsqueda, no de ciega imitación. El verdadero caminante no será detenido por el mazo de las palabras ni excluído por la advertencia de las insinuaciones.

17

¿Cómo podrá una cortina a los amantes dividir?
¡Aún la muralla de Alejandro fallará! [14]
18

Los secretos son muchos pero los extraños son innumerables. No bastarían volúmenes para contener el misterio del Bienamado, ni podría ser agotado en estas páginas, aunque no sea más que una palabra, ni más que un signo. "El conocimiento es un único punto, mas los ignorantes lo han multiplicado". [15]

19

Sobre la misma base, reflexiona también acerca de las diferencias entre los mundos. Aunque los mundos divinos no tengan fin, sin embargo algunso se refieren a ellos como si fueran cuatro: el mundo del tiempo (zamán), un mundo que tiene un principio como un fin; el mundo de la duración (dahr), el cual tiene un principio pero cuyo fin no está revelado; el mundo de la perpetuidad (sarmad), cuyo principio no puede verse pero el cual se sabe que tiene un final; y el mundo de la eternidad (azal) del cual ni el principio ni el fin son visibles. A pesar de existir muchas y diferentes aserveraciones sobre estos puntos, narrarlas en detalle resultaría tedioso. Algunos han dicho que el mundo de la perpetuidad no tiene ni principio ni fin y han llamado al mundo de la eternidad el Empíreo invisible e impenetrable. Otros han llamado a éstos los mundos de la Corte Celestial (Láhút), del Cielo Empíreo (Jabarút), del Reino de los Ángeles (Malakút), y del mundo mortal (Násút).

20

Se considera que son cuatro las jornadas en el sendero del amor: de los seres creados al Verdadero; del Verdadero a los seres creados; de las criaturas entre sí; y del Verdadero hacia Sí Mismo.

21

Existen otras muchas aseveraciones de visionarios místicos y teólogos de antaño que no he mencionado aquí, pues me desagrada citar copiosamente de los dichos del pasado, ya que usar las palabras de otros demuestra conocimiento adquirido y no el don divino. Aun lo que hemos citado aquí fue en deferencia al capricho de los hombres y a la modalidad de los amigos. Además, tales temas están más allá del propósito de esta epístola. Nuestra renuencia a hablar de sus dichos no es orgullo, sino más bien una manifestación de sabiduría y una demostración de benevolencia.

22

Si dejó Khidr hundirse la barca en el mar,
aun en este error hay mil aciertos. [16]
23

Pues de otro modo este Siervo se considera completamente perdido y como la nada, comparado con uno de los amados de Dios. Y menos aún en la presencia de Sus santos. ¡Exaltado sea Mi Señor, el Supremo! Es más, nuestro objetivo es describir las etapas de la jornada del caminante y no presentar las aservaciones contradictorias de los místicos.

24

No obstante haber dado ya un breve ejemplo concerniente al principio y final del mundo relativo, del mundo de los atributos, se agrega ahora una segunda ilustración para que sea puesto de manifiesto su significado más acabado. Por ejemplo, que su Eminencia se considere a sí mismo; en relación a vuestro hijo sois primero, pero último en relación a vuestro padre. En vuestra apariencia externa dáis cuenta de la aparición del poder en los reunios de la creación divina; en vuestro ser interior reveláis los misterios ocultos que son la fe divina depositada en vos. Y entonces, en el sentido ya menciionado, se aplica a vos lo que es primero y lo que es último, lo externo e interno, para que en estos cuatro estados que te fueron conferidos podáis comprender los cuatro estados divinos y para que sobre toedas las ramas visibles o escondidas del rosal de la existencia, el ruiseñor de vuestro corazón pueda cantar: "Él es el primero y el último, el Visible y el Oculto..." [17]

25

Debido a las limitaciones de los hombres, éstas afirmaciones son hechas en la esfera de lo relativo. Por otra parte, aquellos personajes que de un solo paso han atrevasado el mundo de lo relativo y lo limitado, y han habitado en el plano liminoso del Absoluto, y levantado su tienda en los mundos de la autoridad y del mandato, con una sola chispa han consumido estas relatividades, y con una gota de rocío han borrado estas palabras. Y nadan en el océano del espíritu y se remontan al sagrado cielo de luz. En este plano, entonces ¿qué vida tienen palabras como "primero" o "último" y otras como ellas, vistas o mencionadas? En este dominio lo primero es lo último mismo y lo último no es sino lo primero.

26

Haz un fuego de amor en tu alma,
y quema todo pensamiento y toda palabra. [18]
27

¡Oh amigo mío! Mírate a ti mismo: Si no hubieras sido padre ni engendrado un hijo, tampoco hubieras escuchado estos dichos. Ahora, olvídalos todos, para que puedas aprender del Maestro del Amor en la escuela de la unicidad y volver a Dios y, abandonando la tierra interior de la irrealidad [19] por tu verdadera posición, habitar bajo la sombra del árbol del conocimiento.

28

¡Oh tú, amado! Empobrécete para que puedas entrar en la excelsa corte de las riquezas; e inclina tu espalda para que puedas beber del río de la gloria y alcanzar el verdadero esgnificado de los poemas acerca de los cuales has preguntado.

29

Queda aclarado, pues, que estas etapas dependen de la visión del caminante. En cada ciudad contemplará un mundo, en cada Valle alcanzará un manantial, en cada prado escuchará una canción. Mas el halcón del cielo mŽsitico tiene en Su pecho más de un maravilloso cántico del espíritu y el ave persa guarda en Su alma más de una dulce melodía árabe; pero están ocultas y ocultas permanecerán.

30

Si hablo, muchas mentes de harán añicos,
y si escribo, muchas plumas se quebrarán. [20] , [21]
31

La paz sea con aquél que concluye esta exaltada jornada y, a través de las luces de guía, sigue al Verdadero.

32

Luego de atrevesar los elevados planos de este viaje celestial, el caminante entra en

Notes

1. []

2. [QurŽán 4:80.]

3. [QurŽán 18:37.

Ver supra, cita 8.

]

4. []

5. [Se refiere a la propia Manifestación de BaháŽuŽlláh.

Rúmí.

]

6. []

7. [QurŽán 16:63.]

8. [Hadíth, i.e., acción o pronunciamiento tradicionalmente atribuido a Muhammad o alguno de los santos Imanos.]

9. [QurŽán 83:28.

Dicho atribuído a `Alí.

Ver supra, cita 39.

]

10. []

11. []

12. [El profeta Muhammad.

Idem.

]

13. [El profeta Muhammad.

Idem.

]

14. [Háfiz: ShamsuŽd-Dín Muhammad, de Shíráz (aprox. 1320 - 1390 A.C.), autor de poemas místicos insuperables, escritos en el estilo Gazalíyyat.

Ver supra, cita 39.

Rúmí.

]

15. []

16. []

17. [QurŽán 57:3.

Rúmí.

]

18. []

19. [Se refiere a la idea súfí de un plano interior, la cual cumparada con la Verdad Revelada no es sino irreal.]

20. []

21. [Rúmí. Alusión a BaháŽuŽlláh mismo, quien aún no había declarado Su misión.]


Previous | Next | Index of this work | List of works | TrueSeeker Home Page